hackear un iPhone

Apple ha experimentado una serie de luchas difíciles en los últimos meses con respecto a la búsqueda que se tiene de preservar la seguridad y la integridad de sus terminales, ya que el FBI intentó instalar un defecto backdoor en IOS. La verdad es que puede haber ganado la batalla, pero la eventual avalancha de informes de otros casos similares, sólo han socavado la reputación de la marca.

El iPhone no es un dispositivo seguro, y quien acaba de enfatizar  es nada más y nada menos que el gobierno de la India, el cual ha revelado oficialmente, en el periódico The New Indian Express, que tiene la tecnología para desbloquear cualquier modelo de iPhone, e incluso algunos terminales de otras compañías, incluyendo, por simple deducción, también Android.

Existe la tecnología para hackear un iPhone.

Ravi Shankar Prasad, Ministro de Comunicaciones de la nación ha sido el encargado de confirmar esta información, detallando que tienen herramientas forenses para descifrar los datos y saltar los filtros hasta cualquier iPhone. Desafortunadamente, Prasad no tuvo el detalle de compartir una lista detallada de los terminales que puede violar con su tecnología.

En cualquier escenario, es un hecho innegable que en realidad todo el teléfono inteligente, ya sea Android o iOS, no es tan seguro como parece. Los incidentes con el FBI, con el caso de la policía de Los Ángeles, la existencia de empresas y el presente informe, sólo confirman que Apple en realidad debe comenzar a ceder un poco con su idea de ser indestructibles.

El litigio entre el gobierno y Apple sobre el caso de San Bernardino ha terminado, porque el gobierno ha comprado, a un particular, una manera de entrar en ese teléfono, así parecen indicarlos las fuentes.

iphone hackeadoLos oficiales de policía revelaron a finales de marzo que finalmente habían descifrado el iPhone utilizado por Syed Farook, uno de los dos tiradores en el ataque de diciembre del año 2015, que dejó 14 muertos. Pero ellos no entraron en detalles, aparte de decir que un tercero no identificado había prestado asistencia.

En un esfuerzo para acceder a la información almacenada en su teléfono, el gobierno había perseguido acciones legales con el fin de obligar a Apple para ayudar a evitar las funciones de seguridad del teléfono.

Apple como ya sabemos se negó a asistir, diciendo que al hacerlo pondría en peligro la seguridad de todos los usuarios de iPhone. La empresa alegó que los agentes del orden no entendían las consecuencias de crear una puerta trasera en el teléfono.

El director del FBI también dijo que la herramienta comprada funcionaba sólo en un pequeño sector de los teléfonos de Apple que no incluye los modelos más nuevos o las 5S.

Actualmente el gobierno intenta considerar si la empresa Apple debe conocer la herramienta que emplearon, sin embargo aún se sigue en este tipo de debates.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *