reparto-en-mano-de-folletos-y-publicidad

Repartidor de publicidad, un buen negocio que no requiere de una gran inversión

Por lo general y cuando las personas buscan los negocios que resultan ser más rentables, estos siempre se encuentran enfrente de ellos a pesar de que no logren verlos; un ejemplo de esto puede ser cada vez que abren un buzón de correos o cuando ven algún folleto publicitario perteneciente a un local comercial, por eso pensar en ser un repartidor de publicidad, es un gran negocio que hay que madurar.

Ser repartidor de publicidad en tu ciudad

Ser un repartidor de publicidad trata de uno de los negocios que no requieren de una gran inversión, lo cual se debe a que su labor se encuentra principalmente en las calles y no dentro de una oficina.

Pero ¿Qué ventajas se pueden obtener al crear una empresa que reparta publicidad? La respuesta es sencilla, ya que son ventajas realmente claras. Como es evidente, en épocas de crisis lo peor que una empresa podría realizar, consiste en no invertir en mayor publicidad y es que en esos momentos más que nunca tiene que informar a sus clientes de que se encuentran ahí.

Lo cierto es que en el reparto de publicidad, requiere el mismo esfuerzo que comenzar un negocio propio dedicado al reparto de publicad. ¡Es muy fácil! ya que una de las maneras más eficaces de publicidad que existen se trata de la publicidad directa, es decir, esa que recibimos ya sea que lo deseemos o no, pero que casi siempre tiene una gran recepción entre los consumidores.

¿Qué se requiere para comenzar un negocio de reparto de publicidad?

La única cosa que se requiere para comenzar en este negocio es tiempo, debido a que todos los gastos son por parte de aquellas empresas que subcontratan al repartidor de publicidad para encargarse del trabajo, excepto por los gastos que puedan generar de gasolina y el transporte (aquí hay más) en caso de desplazarse para poder entregarlo.

El precio por 1.000 folletos repartidos cambia de acuerdo al país en el cual se lleve a cabo, sin embargo, se puede decir que la media se encuentra alrededor de los 40€/USD por 1.000 folletos.

Al comenzar en el negocio del reparto de publicidad, es preciso saber que se puede empezar de forma individual y por cuenta propia, ya que al no contar con una alta demanda, no es preciso contratar empleados. Sin embargo y en caso de ser necesario, para empezar de una manera completamente legal, se podría empezar contratando únicamente empleados que trabajen por horas.

De igual modo, otra tarea que se tiene que llevar a cabo, al igual que en cualquier otro tipo de negocio, sería darse a conocer como una empresa emergente y ofrecer los servicios que se realizan como repartidor de publicidad. Hay que tomar en cuenta que no se cobra lo mismo por cada 1.000 folletos cuando el área de reparto consiste en un bloque de pisos o en viviendas cercanas.

Otra ventaja del reparto de publicidad se trata de que si se realiza un excelente trabajo comercial, se puede acabar con el mito sobre que los pequeños negocios no requieren publicidad, ya que en realidad, son los que más la necesitan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *