Gingivitis ulcerativa necrotizante

Gingivitis ulcerativa necrotizante o boca de trincheras

La gingivitis ulcerativa necrotizante es también conocida como la enfermedad de boca de trincheras, esta es una infección gingival aguda que es causada por la placa bacteriana y aunque esta infección no es muy común, muchas personas como los niños y los adolescentes con una mala alimentación, las personas que fuman o las personas que tienen inmunodeficiencias son las principales que pueden tener esta enfermedad gingival.

Causas de la gingivitis ulcerativa necrotizante

Los factores que predisponen la aparición de la boca de trinchera son los malos hábitos higiénicos, el estrés emocional y el estrés físico. Esta infección bacteriana dolorosa puede causar hinchazón y ulceras en todas las encías, dándole el término de boca de trinchera porque este trastorno era común en los soldados que participaron en la Primera Guerra Mundial.

La boca de trinchera es una forma de gingivitis, es decir de la inflamación de las encías.

Esta infección se da cuando existen demasiadas bacterias en la boca, ya que las encías se van a infectar y se van a desarrollar dolorosas ulceras, los virus igualmente pueden estar involucrados al permitir que las bacterias aumenten.

Los factores que pueden aumentar el riesgo son el tabaquismo, el estrés emocional, las infecciones en la garganta, la mal nutrición y el estrés emocional. Esta inflamación es poco común pero cuando se presenta suele afectar a personas entre los 15 y 35 años.

Síntomas de la gingivitis ulcerativa necrotizante

Entre los síntomas se puede encontrar la fiebre, mal aliento, sangrado de las encías, sabor desagradable en la boca, dolor en las encías, ulceras entre los dientes y película grisácea sobre las encías. Al ir a un especialista lo primero que nos hará es buscar si existe destrucción del tejido gingival, ulceras llenas de placa y encías inflamadas.

Para revisar si todo está bien se suelen realizar radiografías dentales o faciales para determinar qué tan grave es la infección y para ver la cantidad de tejido que fue destruido. Igualmente se puede detectar la enfermedad por medio de un cultivo de muestra faríngea.

Tratamiento de la gingivitis ulcerativa necrotizante

El tratamiento de la boca trinchera busca curar la infección y aliviar todos sus síntomas y el medico puede recetar antibióticos si la persona tiene fiebre, siendo vital una buena higiene oral, siendo recomendable cepillarse bien los dientes todos los días y realizar limpiezas con hilo dental a las menos dos veces diarias, se sugiere hacerlo después de cada comida y antes de acostarse.

Para aliviar el dolor de las encías se pueden realizar enjuagues con agua y sal, siendo recomendable enjuagar las encías con agua oxigenada, también conocida como peróxido de hidrogeno, que sirve para eliminar el tejido descompuesto.

Los calmantes para el dolor pueden servir para aliviar los dolores en las encías, especialmente a la hora de comer que es cuando duelen más. Después y cuando las encías no estén tan sensibles se puede realizar una visita al odontólogo para realizar una limpieza dental y así eliminar la placa.

Para evitar que vuelva a ocurrir se recomienda dejar de fumar, mantener una buena higiene oral, reducir el estrés y realizar ejercicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *